Victoria de Nikos Romanós

Nikos Romanós ha vencido. Tras 31 días de huelga de hambre y el inicio hoy de huelga de sed el gobierno griego ha cedido a sus reivindicaciones y ha llegado a un acuerdo para permitirle salir a estudiar, tal y como Nikos reclamaba y a lo que legalmente tenía derecho.

Con este acuerdo que consiste en unos 6 meses de estudios a distancia desde prisión primero, y el permiso de salida con un dispositivo electrónico de localización para estudiar después, Nikos Romanós ha abandonado hoy la huelga de hambre y sed habiendo no sólo puesto en jaque al estado griego, sino habiendo vencido una huelga de hambre histórica.

Pocos ejemplos similares pueden encontrarse si es que hay alguno que pueda encasillarse como similar al movimiento solidario que ha habido con esta huelga de hambre. En Grecia más de 30 edificios públicos, entre ellos varios ayuntamientos, han sido ocupados a lo largo del mes de huelga en solidaridad con Nikos, además de los disturbios constantes desde el pasado 2 de diciembre, las manifestaciones multitudinarias por toda Grecia, y un sinfín de acciones solidarias a lo largo de todo el estado griego.

Sin embargo esto no se quedó en Grecia. La solidaridad con Nikos se ha extendido por todo el mundo y ha contado con manifestaciones de apoyo por toda la geografía mundial que se han saldado con disturbios en París y Estambul, además de coches de eurodiputadxs quemados en Bélgica y las paredes y calles de todo el mundo repletas de lemas en apoyo a la huelga de hambre. Pocos consulados griegos se deben haber salvado de las acciones solidarias con Nikos.

Una solidaridad tan grande que ha hecho tambalearse al estado griego y que ha dejado en evidencia que no podría haber asumido ni de lejos la muerte de Nikos Romanós.

El estado no ha podido controlar el poder de la solidaridad anarquista que ha hecho de la huelga de hambre de un preso más en la lucha de toda una sociedad harta de las derivas del autoritarismo estatal. Han hecho vivo el lema de “si nos tocan a unx, nos tocan a todxs”.

 

La solidaridad anarquista no son sólo palabras, y por eso tiene tanta fuerza, tantos enemigos, y genera tanto miedo.

Y como tal, la solidaridad anarquista no se puede quedar aquí. Mientras haya prisiones habrá lucha contra ellas, mientras haya compañerxs presxs habrá lucha por ellxs, mientras Nikos esté preso clamaremos por su libertad.

Que esta lucha sirva de ejemplo y empoderamiento. La solidaridad es nuestra fuerza.

 

¡Que viva la solidaridad anarquista!

¡Libertad para Nikos Romanós!

 

Pegatina por Nikos

Juventudes Libertarias de Málaga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anticarcelario, Resistencia Popular y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s